Trío Gentil, combinación perfecta

Por LeonorZozaya-Montes y María Zozaya-Montes

Es un lujo que artistas del calibre de João Gentil sigan tocando en pequeños locales idóneos para el jazz como Quebra. Su iniciativa cultural continuada en defensa de la música en vivo gratuita de máxima calidad bien puede estar sumando méritos para conseguir la calificación de Coimbra como Reserva del Patrimonio Musical de Jazz en Portugal.

Volvió a merecer la pena subir al atrio de las escaleras quebracostas para escuchar su último concierto. En él, un acordeonista de la talla de João Gentil permitía percibir el paraíso cromático sonoro que es capaz de desprender el fuelle de un acordeón. Este solista bien supo invisibilizar su capacidad de liderazgo, sin restar protagonismo a músicos tan delicados como el contrabajista Miguel Calhaz, o tan versátiles como el percusionista Chico Cardoso. De su suma resultó un concierto de calidad sonora y rítmica excepcional.

La propuesta incluyó la búsqueda de nuevos efectos auditivos, exprimiendo las múltiples posibilidades de los instrumentos. Así, por ejemplo, se disfrutaron los armónicos resultantes de tañer el contrabajo haciendo glissandos; y, tal vez jugando al mundo al revés, el baterista percutió las baquetas usando su boca como caja de resonancia.

Enriquecieron los temas clásicos de acordeón abarcados desde la Francia de Piaff (La foule, La vie en Rose) hasta la Argentina de Piazolla (Obivlion, Libertango). Tratándose de temas tan conocidos por los amantes de la buena música, fue un logro conseguir convertirlos al lenguaje del jazz con tanto acierto y originalidad.

Este artículo fue publicado en 2015 por Leonor Zozaya y María Zozaya, en el blog Teartres editado por María Zozaya. La cita bibliográfica anterior es:
_
Leonor Zozaya y María Zozaya (2015): “El trío Gentil: una combinación perfecta“, en Teartres: teatro y artes contemporáneas [documento en línea, https://teartres.wordpress.com/ , consultado el 31/01/2016